¿Hasta dónde serías capaz de llegar con tal de tener la cabellera de tus sueños? Conoce la Escova Progressiva, o laciado brasileño, un tratamiento para morirse…
¿Hasta dónde serías capaz de llegar con tal de tener la cabellera de tus sueños? Conoce la Escova Progressiva, o laciado brasileño, un tratamiento para morirse…

Escribe: Alan Saavedra.
Harta de llevar una existencia metida entre planchas, tenazas y secadoras, la brasileña María Eni da Silva (33) decidió someterse a un tratamiento que prometía que sería el definitivo: la Escova Progresiva. Este procedimiento –le aseguraron– le dejaría la cabellera brillante, completamente lisa y con volumen. La promesa resultó cierta y, tras aplicarse la mágica sustancia, María Eni alcanzó la perfección. Sin embargo, el 21 de marzo del año pasado –tres días después de la aplicación del producto– ella murió de asfixia mientras tomaba una ducha.
¿Cómo puede una mujer perfectamente saludable morir de esta manera? La explicación de los forenses apuntaba como único culpable al líquido laciador, una fórmula que lleva entre sus compuestos ni más ni menos que formol, una sustancia que se utiliza para preservar cadáveres. Aparentemente, el calor del agua potenció los vapores tóxicos del químico. ¿Pero fue esta muerte simplemente un descuido? Lo cierto es que este tratamiento –que ya circula en nuestro medio– es altamente dañino. Según la Organización Mundial de la Salud, su inhalación está asociada con el cáncer nasal y cerebral y con la leucemia.
HASTA LA ÚLTIMA HEBRA

Cuenta la leyenda urbana que el descubridor de la Escova Progresiva –también llamada Laciado brasileño– fue un embalsamador carioca que descubrió que la misma sustancia que utilizaba para tratar cuerpos dejaba hasta la última hebra del cabello extremadamente sedosa. El producto empezó a ser comercializado con una fórmula que fluctuaba entre 3,4% y 22,1% de concentración (aunque los estándares de salud internacionales indican que el formol en los productos de belleza jamás debe rebasar el 0,02%) y la Escova Progressiva fue un éxito.

Aunque la toxicidad del tratamiento está comprobada, estos productos alisadores a base de formol se siguen comercializando a través de internet, y cualquiera puede adquirirlos. Pese a que muchos de los comercializadores afirman que este producto logra un cabello suave y sedoso por el uso de la queratina –una proteína que constituye el componente principal de las capas más externas de la epidermis y de los órganos como el cabello, las uñas y el tejido córneo–, la verdad es que eso no tiene nada que ver con la estructura del cabello ni su alisamiento. Es decir, la historia de la queratina no es más que una cubierta marketera, y estos productos son también potencialmente letales.

“NO LO HAGAN”

Fabián Reyes, estilista y dueño de la peluquería Chocolate Staff, nos cuenta que a pesar de escuchar los buenos resultados que se consiguen aplicando el Laciado brasileño, él nunca realizaría este tipo de tratamiento por el grado de peligrosidad del producto. Aunque se tomen todas las precauciones, como el uso de máscaras antigás, guantes y ventilación adecuada, tanto el peluquero como el cliente están demasiado expuestos a los peligros del formol. Actualmente –dice– el laciado brasileño o Escova Progressiva, que estuvo tan de moda en su natal Argentina, fue poco tiempo después prohibido por el Ministerio de Salud. “Y si hay un mínimo factor de riesgo, para mí ya no es viable”, asegura.

Según Reyes, otros tipos de alisamientos –como el iónico o el japonés, cuya aplicación es con abundante crema en las hebras– son opciones más seguras. “No tienes riesgo porque están hechos con tioglicolato de amonio, que es un ácido benévolo”, afirma. Hasta donde tiene entendido, si bien el tratamiento con Escova Progressiva es conocido en Lima, nunca se ha enterado de que alguna peluquería grande lo haya aplicado. “Probablemente sea realizado por estilistas que atienden en sus casas o van a domicilio, quienes no están a la luz pública”, conjetura.

Si bien el producto se puede conseguir muy fácilmente, para aquellas mujeres que piensan realizarse dicho tratamiento con tal de tener el pelo extra liso, el dueño de Chocolate Staff les hace una recomendación directa y clara: “No lo hagan”.
NOTICIA ORIGINAL

En el siguiente vídeo extraído de un programa de televisión se da la noticia del fallecimiento de una chica después de la inhalación de los gases del formol-formaldehido-derivados…

VOLVER

Conoce la solución perfecta para los químicos en peluquería.